El zinc es un metal que se encuentra la corteza terrestre y ocupa el lugar número 25 en orden de abundancia entre los elementos, sus principales usos son en las aleaciones y el recubrimiento protector de otros metales, cuando el hierro y el acero son sometidos a este proceso se les denomina galvanizados.

En una planta de procesamiento de Zinc la materia prima está constituida por sulfuros de Zinc, procedentes, por lo regular, de diferentes minas, los pasos que se llevan a cabo en dicha planta los veremos de manera resumida a continuación.

Tostación y depuración de gases

El concentrado de zinc es calentado en hornos de lecho fluido, a temperaturas de entre 700 y 800 grados centígrados, donde en presencia de aire se quema el óxido de azufre contenido en el mineral y se convierte en óxido de Zinc, también llamado calcine, y otra parte se convierte en sulfato de Zinc, que una vez enfriado y purificado en la planta de ácido se transformara en ácido sulfúrico.

 

Lixiviación

El zinc y los otros metales contenidos en la calcine son disueltos en ácido sulfúrico diluido, este procedimiento tiene dos etapas: la lixiviación neutra y la lixiviación acida.

En la lixiviación neutra se disuelve la mayor parte de la calcine, con excepción de las ferritas de zinc (óxido de hierro y zinc). Para separar estas últimas se utilizan espesadores se separan los sólidos no disueltos de la disolución de sulfato de zinc. La disolución clarificada es enviada a la etapa de purificación, mientras que los sólidos no disueltos se someten a la lixiviación ácida.

La lixiviación ácida se realiza a una temperatura próxima a la de ebullición. De esta forma, se disuelven todos los metales excepto los que forman compuestos insolubles en medio sulfúricos, como el plomo, calcio y sílice. La disolución que se obtiene es sometida a un proceso de hidrólisis, tras el que se forma un sulfato básico de hierro insoluble llamado jarosita, que en unión de los metales no disueltos forman el residuo final del proceso.

 

Purificación

La disolución de sulfato de zinc procedentes de la etapa de lixiviación neutra se trata mediante un proceso continuo realizado en dos etapas, para eliminar otros metales disueltos, como el cobre, el cadmio o el cobalto, que se recuperan como subproductos. Una vez realizada la filtración, la disolución de sulfato de zinc se enfría mediante torres de refrigeración y se bombea a un tanque de almacenamiento.

 

Electrolisis

Esta fase del proceso, se produce con el paso de una corriente eléctrica a través de la disolución purificada de sulfato de zinc, lo que hace que el zinc metálico puro, se deposite sobre el cátodo, las láminas de zinc resultantes se arrancan automáticamente y son transportadas para su fusión y colado.

Fusión y colada

Las láminas de zinc obtenidas del proceso de electrólisis son fundidas en hornos de inducción eléctrica. Una vez fundido el zinc, se envía a las máquinas de colada con el objeto de producir las diversas formas comerciales de lingote que requiere el mercado.

 

 

 

Le agradezco por su lectura y quedo atento a sus comentarios.Saludos.