Medidores de PH para minería de oro

El pH es una medida de acidez o alcalinidad de una disolución. El pH indica la concentración de iones hidrógeno presentes en determinadas disoluciones.

Captura

PH en minería de oro

Los sistemas inteligentes de análisis de líquido, hoy en día hacen que el control de los procesos de separación y lixiviación de oro sea más confiable.
Cuando los valores del pH se mantienen en forma correcta, en base a instrumentación precisa, se aumenta la probabilidad de recuperación de oro, se evita la liberación de gas cianuro y se asegura la destrucción de cianuro disuelto en las aguas residuales.

1

Limitantes

En ocasiones es complicado obtener mediciones exactas y confiables, porque los sensores normalmente están sometidos a quedar cubiertos por una película o sufren roturas cuando son sumergidos en proceso.
La exactitud de la medición, aumenta significativamente con el uso de instrumentos avanzados, los cuales están diseñados para soportar los rigores de estos procesos. La confiabilidad se garantiza por medio de diagnósticos y mantenimiento que permita identificar el estado
actual de cada uno de los puntos de medición.

2 2-2

Recuperación + Seguridad del Personal

En la lixiviación y extracción de metales preciosos donde el cianuro se usa comúnmente, las mediciones de pH son esenciales para la eficiencia y la seguridad del personal. Un ejemplo ello, es que valores de pH por debajo de 11 pueden permitir la formación de cianuro de hidrógeno (HCN), que es un gas altamente tóxico pero incoloro. Como la formación de HCN elimina el cianuro activo del proceso de lixiviación, un control efectivo del pH mejora el proceso de lixiviación al mismo tiempo que minimiza los riesgos para el medio ambiente y para el personal de la mina.

3 Formula

Importancia de selección y mantenimiento

Sin embargo, es complicado medir el pH constantemente con sensores en línea en este ambiente debido a la naturaleza abrasiva de las soluciones de lixiviado. Los electrodos de medición de vidrio pueden ser corroídos y quedar recubiertos con cal.
El sensor de pH debe ser lo suficientemente robusto para resistir la abrasión, repeler el ataque del cianuro y resistir el recubrimiento.
Por ello el brindar una selección, instalación, puesta en marcha y mantenimiento, aumenta la confiabilidad de los puntos de medición.

4 4-2 4-35

Mantenimiento adecuado

Películas oleosas y grasas: Limpie con detergente y agua o con cualquier solvente de grasas como el alcohol o la acetona.

Capas de material inorgánico: Sumerja el electrodo durante 15 min en una solución de ácido clorhídrico o sosa (máx. 5%).

Capas de lodos e hidróxidos metálicos: Disuelva las capas con una solución de ácido clorhídrico o ácido cítrico (máx. 10%).

Capas de sulfuros contaminantes: Use una mezcla de ácido clorhídrico (máx. 10%) saturado con urea.

Capas de proteínas contaminantes: Sumerja el electrodo en una mezcla de ácido clorhídrico (máx 10%) saturado con pepsina (8500 unidades) a 37°C/98,6°F.

6-1 6-2 6-3 6-4

Análisis de resultados de calibración

• Si la pendiente es ≤ 55 mV/ pH, es preciso limpiar el electrodo
• Si la pendiente es ≤ 50 mV/pH, es preciso comprobar el funcionamiento del electrodo, y sustituirlo, en caso de que sea necesario
• Si la pendiente es ≤ 45 mV/ pH, el transmisor muestra un mensaje de error: el electrodo debe ser reemplazado

7

Beneficios de un correcto mantenimiento

• Máxima producción/rendimiento
• Menores costos de separación con un mínimo de residuos
• Operaciones de proceso estables
• Mejor protección del personal y del medioambiente
• Menores gastos de mantenimiento a partir de las últimas técnicas de calibración

8 8-2