Las operaciones mineras de metales utilizan una enorme cantidad de agua en su procesos, de molienda, flotación, espesado, decantación contra corriente, lixiviación y algunos otros según el metal objetivo, una vez que se han separado los valores, el residuo conocido como jale o relave, es enviado a una presa, en este artículo mencionaremos algunas de las características de estas estructuras.

La presa de jales es una estructura que contiene o embalsa los jales y sus principales funciones son depositar los minerales sin valores que provienen de la planta en el fondo y re bombear el agua al proceso, esto se logra con el uso de una barcaza de recuperación.

El diseño de cada presa de jales es diferente ya que se adecua a la topografía del terreno y la disponibilidad de materiales para construirla, en la antigüedad los relaves o jales eran vertidos en las vías fluviales, estos se asentaban a las orillas de estas vías formando playas de relaves en los ríos y arroyos, tiempo después los avances en la ciencia de la mecánica de suelos vinieron a mejorar la construcción de las presas de jales.

La presa se construye en la forma de un terraplén o talud de rocas por lo general residuales del comienzo de la construcción de la mina, los relaves o jales se canalizan por tuberías desde la planta y se depositan desde la cresta de este montículo donde los sólidos se precipitan al fondo formando un sedimento arenoso; contrario a lo que se podría pensar, estas estructuras están diseñadas para retener sólidos no líquidos.

Aunque los líquidos pueden ser contenidos hasta la parte alta del terraplén esto eventualmente erosionará la estructura, por lo que el nivel de líquido debe de ser monitoreado de manera constante. Con el paso de los años el nivel de la presa se eleva para poder mantenerse al día con la producción de la mina, estos aumentos están planeados dentro de la vida útil de la mina.

Algunas de las principales características con las que las presas de jales deben cumplir son que sean diseñadas para resistir la fuerza de posibles terremotos, un drenaje adecuado a su capacidad, y tener muy en cuenta las condiciones del suelo, en algunos casos como en el de la extracción de oro donde se utiliza cianuro, son usados revestimientos para prevenir alguna filtración.

Por último, el mantenimiento de las presas debe de contemplar los sistemas completos de recuperación de agua, el monitoreo de nivel de líquido, tanto del relleno como de los cimientos y el monitoreo constante de posibles deformaciones dentro de la estructura en general.

 

 

 

Le agradezco por su lectura y quedo atento a sus comentarios.