Después de la reducción del mineral por el proceso de trituración y molienda se pasa a los procesos de Hidrometalurgia y Pirometalurgia, en este último existen varios procesos de concentración uno de ellos es el proceso de flotación.

Este proceso emplea un tratamiento químico del mineral para crear condiciones favorables a la adhesión de ciertas partículas minerales a burbujas de aire, teniendo como objetivo la separación de varias especies de minerales que se encuentran en una solución acuosa y se basa en las propiedades de afinidad o repulsión al agua.

En la mayoría de los casos la mayor parte de la solución está compuesta por minerales hidrófilos lo que hace que estas partículas permanezcan en suspensión para después hundirse, los minerales hidrofóbicos en cambio se separan de la solución y se adhieren a las burbujas, por lo general los minerales hidrofóbicos son también aerofilicos o sea que tienen afinidad con el aire.

Para la correcta separación de estos dos tipos de minerales, se adicionan diferentes reactivos que potencian sus características hidrolificas e hidrofóbicas y se hace pasar aire a través de la solución generando burbujas donde se adhiere el mineral objetivo.

Esta espuma ahora llamada concentrado o pulpa, es recolectada de la celda de flotación y enviada a otros procesos como el de secado y fundición y la parte de la solución que no flotó con las burbujas es enviada a otra celda para aumentar la probabilidad de recuperación, una vez que se han agotado los minerales esta solución o relave es enviada a lagunas también conocidas como presas de jales.

 

 

 

Le agradezco por su lectura y quedo atento a sus comentarios.