Como lo comentamos en artículos anteriores la flotación de minerales es una operación en la que se seleccionan y separan los minerales objetivos de los no deseados, ambos están contenidos en una solución acuosa que pasa por celdas de flotación donde por medio de reactivos los minerales objetivos se separan y flotan hacia la superficie, adheridos a burbujas de aire.

Hay que señalar que es muy difícil el que en una sola celda de flotación podamos tener un concentrado “limpio” y un relave totalmente despojado de los minerales objetivo, por lo que esta operación se lleva a cabo en bancos de flotación compuestos de varias celdas, en la mayoría de los casos estas están divididas en tres grupos: De cabeza (Rougher), Limpiadora (Cleaner) y De cola (Scavenger).

Celdas Rougher.

Estas celdas reciben la pulpa de cabeza que viene de los acondicionadores del molino, en ellas flota la mayor parte de los minerales objetivos, de estas celdas se obtienen tanto concentrados como relaves “provisionales” ya que los concentrados contienen todavía muchas impurezas y los relaves a su vez todavía llevan minerales objetivos o valores.

Celdas cleaner.

Las celdas cleaner reciben las espumas de las celdas Rougher, y su función es eliminar la mayor cantidad posible de impurezas, para esto se utilizan en baterías de primera claner, segunda cleaner y tercera cleaner, el concentrado final de la flotación tercera cleaner es enviado al espesador de concentrado.

Celdas Scavenger.

Estas celdas reciben el relave de las celdas Rougher y su función es el flotar los minerales objetivos que no lo hicieron ya sea por falta de tiempo, adición de reactivos o algún efecto mecánico, sin embargo la espuma obtenida de estas celdas no puede ser enviada al espesador de concentrado ya que aún contiene muchas impurezas, y tampoco se pueden desechar ya que contienen también valores, por lo que son regresadas al circuito, en la parte de cabeza de flotación.

 

 

Le agradezco por su lectura y quedo atento a sus comentarios.